Es urgente encontrar un nuevo equilibrio entre autonomía escolar y el entramado burocrático inherente al Estado contemporáneo. Habrá que seguir de cerca la implementación de las medidas propuestas por la comisión experta en el informe de “Todos al Aula”.